yo y el universo

Sunday, April 01, 2007

Los buenos siempre llegan en auto

Nosotros jamás llegamos en camionetas a comprar helados
Para el paseo del domingo.
Nosotros poníamos agua con jugos en polvo dentro de la nevera de algún amigo
y se nos hacían eternas las horas del verano esperando se hicieran hielo.
En nuestros postres no había una tijera siguiendo un prepicado "corte aquí"
Nosotros pegajosos con el turrón casero que engullíamos,
Nos enamorábamos y no queríamos crecer
Y nos llamaban ineludiblemente a la formación militar.
Y nuestros padres fueron muriendo,Y algunos de nosotros fuimos Muriendo,
Y otros nos transformábamos en adictos
Ósea, fuimos muriendo,
Y otros tuvieron hijos,
a los que les hablaban de sus abuelos y sus hazañas
para sacarlos del barrio,
Cuando nosotros sabíamos que el viejo le vendía pasta a los chicos,
Y se las cambiaba por un agarroncito de tetas a las chicas.
Descubrimos entonces que los buenos llegaban en autos,
De shoping en nuestro barrio,
se llevaban las mejores chicas
Las paseaban,
Les compraban pizzas,
Las llevaban a las discos.
Pero nosotros conocimos el lenguaje de león
y arremetimos con la fuerza del débil,
del indigno.
Nosotros no nos convertimos en marginales,
Siempre fuimos marginales,
La diferencia es que dejamos de creer que era nuestra culpa
y liberamos del pecado a nuestros padres.



MARCELO MUCCA

1 Comments:

Anonymous mister said...

eres una persona muy especial
¿tal vez un jubilado...un marinero...un navegante...?
un abrazo desde la distancia

8:44 PM  

Post a Comment

<< Home